30 de agosto de 2009

Tic, tac, adiós.

Me verás soplarle
a las agujas del reloj
para que ceda el tiempo
y se desplome;
cadáver destripado en el suelo
nunca más mi adversario.

No esta vez.






2 comentarios:

KI dijo...

El adversario es el tiempo, cuando uno pretende disfrutar el momento...

Besos Lemonade! :)

KI dijo...

PD: Me olvidaba, lindos textos los que escribes, leí varios, me gusta que sean cortos y concisos.

Beso